La poesía de

Laura Yasan

Libros publicados

animal de presa

PREMIO CARMEN CONDE DE POESÍA 2011 COLECCIÓN TORREMOZAS, ESPAÑA

animal de presa

apenas entré al circo
me enamoré del domador
dormí en la jaula de los leones
era la más temible
la más amaestrada
todavía enloquezco ante la carne cruda
extraño tanto los aros de fuego
el cuero húmedo del látigo
y ese instante sublime
su cabeza hasta el cuello sumergida en mis fauces
¿creías que era un acto de rutina?
sus delicadas vértebras
su aliento entre mi aliento

ahora duermo en la jaula
de las presas comunes

una especie de extinción

para entender cómo se extinguen las especies
voy a escribir sobre nosotros
llevo tus iniciales tatuadas en la ingle
tu catedral clavada
todavía

voy a escribir sobre la piel del desencanto
la palabra que nunca
debiste utilizar para nombrarme

voy a escribir sobre lo sucio
con la punta mojada de la lengua
con ese líquido que sale por la tarde
y va llenando la mentira

a escribir sobre el rastro
de los verbos que rayan en la resignación
como un cuchillo sobre el mármol

voy a escribir con estas uñas
clavadas en tu hombría
para que no me olvides

continente se busca

voy río abajo sobre el tronco de un árbol
resisto en lo que resiste
a esta edad
ya se sabe
lo inútil que es nadar contra corriente
no necesito un arca
ni un diluvio
tengo bastante con mi propia especie
en extinción
voy río abajo como caí una vez
de otra cornisa
y no me queda costilla sin quebrar
estoy de vuelta de un naufragio
tras otro
sin encontrar un continente
voy río abajo abrazada a este tronco
como si fuera el hombre mi vida
la salvación

es una mentira peligrosa

preludio

si atrás del callejón no hay un jardín
de qué lado del muro hay que ponerse

si esa canción del paraíso es un taladro repetido
en la desilusión
y refregás la noche entera
lo sucio en la medida de las cosas
si esa mentira que tragás cada mañana
te va enfermando el hígado

si lo terrible no es la muerte
sino la vida
su trágica pulsión
su ropero vacío

si lo terrible no es la nada
sino el preludio
esa noción de la conciencia
que se desprende como un témpano
un instante después

así tu living

aunque aprendas el lenguaje de los árboles
y sueñes con lingotes de infinito
así llenes tu cama de extraños
tu living de huérfanos
tu placard de ovaciones
te va a pasar
llegando a la salida de túneles minúsculos
en medio de un color cualquiera

                        creeme
el día que escuchaste las cortinas caer
fue música

por una ruta sin carteles

            ahora estoy abajo
siempre después de arriba viene lápida
por la línea de riesgo se filtra un cuerpo extraño
y genero catástrofe en cadena
como una falla de mercado
            ahora estoy puestísima
hay signos en el aire
una descarga eléctrica detrás del picaporte
una moto que frena
            ahora estoy jodida
no se si llegue hasta la noche
tengo dos pesos arrugados
algunas galletitas
un poema barato
no sé si llegue a fin de mes
             ahora estoy furiosa
se me acaba la tinta
no hay máquina que aguante
yo viajo sin dormir por una ruta sin carteles
hace ya mucho tiempo
que no encuentro repuestos en ninguna parada

el gusto es mío

nada me gustaría como abrirme
paso entre los hombres
sin que me vean

nada me gustaría como echarme
a dormir una siesta
sobre su sentimiento de superioridad
y soñar que se borran
las conchitas que tienen pegadas en la frente
sus neuronas enloquecidas sin objeto

nada me gustaría como acabar
tendida
en la cama de sus esposas
sobre esta farsa

cubierta de polvo

trans fusión

lo conocí una noche de quirófano
el era cero positivo
cero capacidad
yo fui peor
soy cero negativa
los residuos del cero
números en rojo
cómo iba a funcionar
dos ceros solos
nadasobrenada
queríamos el uno para el otro
y seguíamos cero
positivoceronegativo
cómo iba a funcionar
si entre los dos no hacíamos uno

la dignidad del trabajo

yo me salgo a ganar
el diez para los panes
con el sudor de mi trayecto
de sol a sola me parto la columna
contra lo duro de los días
como mi ensaladita
de clavos en ayunas
le doy alpiste al dinosaurio

trabajo para un príncipe deforme
por una cama y un plato de comida
le visto el traje de mujer maravilla
él se cree que yo tengo poderes
que un marido no supo aprovechar

costo beneficio

Es más bueno que lasy
y más lento que un mantra
más lindo que ben kaisy
y más monotemático que jak el destripador
tiene una fobia exagerada por los cactus
colecciona gatos de porcelana
es alérgico a la leche a los perfumes y las hormigas
un maní petrificado tiene más superficie
que su mundo interior
le arrojaría el secador enchufado
en el hidromasaje
si al menos tuviéramos bañera
le pondría cianuro en las milanesas

pero vieras lo bien que compone las pérdidas
de las canillas

tapado de piel

con la piel de los hombres que no me dejaron
ni siquiera una nota
en los imanes de la heladera
ni un mensaje fingido en el contestador
al menos un billete en la mesa de luz
tapicé los sillones de la casa

con la piel de los hombres que en mi cama
hablaron de negocios de títulos
y del olor a mierda de los pobres
hice una billetera donde guardo
sus tarjetas en pedacitos
los vueltos para el día
del felpudo

con la piel adherida bajo mis uñas
entre los dientes
sobre los moretones de los hombres
que mirándome a los ojos
dijeron palabras de amor
a otra mujer
hice un anotador donde escribí
sus números de cuenta

yo adoro
los objetos de piel

20 10 60

yo tenía una combinación
y vos me abrías y cerrabas y me abrías
cuando te daba la maldita gana
tan inepto
que para abrir me la cerrabas
te sabías los números de memoria
como un actor de cabaré
me querías abierta todo el fin de semana
pero si te pedía me cerrabas
me hacías un bollito
te limpiabas la suela
me ponías la cara adentro de una olla
¿esto es un matrimonio te acordás?
decías cada vez que yo
cada vez más seguido
me dejabas cerrada día y noche
y yo que no encontraba
la forma de arrancarte
esas benditas cifras
entonces llegó el otro
cerrajero
me cambió la combinación
por un corsé de cuero con puntillas
no me cerraba ni para descansar
me abrió hasta la locura

sólo podría si muriese

ignorar los puntitos de polvo
que flotan en la luz
apagarla por siempre
vivir arrodillada en una caja negra
olvidar el olor de su pecho
romper en pedacitos esa foto
donde parezco rita hayworth
desconectar los ojos que irrigan el caudal
los puentes del oxígeno
estrellar los espejos que reflejan mi cuerpo envejecer
puedo soy capaz aprendo rápido
meterme en un agujero
un ovillo de pelos y carne
una albóndiga de hombres masticados
puedo ser muda fea gorda
insecto frígida veneno
dar leche rancia fluidos ácidos
cáscara seca
puedo ser arrastrada malparida
superficial alta morocha
puedo soy capaz tengo conducta
caer otro peldaño
romperme la columna
dormir sobre el elástico

pero no puedo no podría
como una traductora soldada en su oficio
dejar de convertir
enfermedá en belleza
lo vivido eslabón de oro entre lo sucio
materia prima
existo
sólo para escribirlo

Laura Yasan 2017